Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

Jarabe Nerviokids



Melisa
La melisa constituye uno de los mejores remedios contra los problemas de los nervios, tanto en aquellas situaciones de desasosiego personal como cuando esta inquietud tiene su reflejo en alguna parte del organismo, produciendo reacciones desagradables. Tradicionalmente, ha tenido muy buena fama como planta tranquilizante, especialmente cuando formaba parte de la composición del " agua de melisa de los Carmelitas Descalzos". La melisa es un sedante reconocido cuyas virtudes para tranquilizar los nervios y evitar el reflejo de estos en el organismo han sido desde hace mucho tiempo ampliamente reconocidas. Los ácidos caféico y oleanólico, junto con sus alcoholes y terpenos, le otorgan esta propiedad.

Naranjo
Las hojas del naranjo, tienen propiedades sedantes, por esto resultan indicadas para aquellas personas que padecen de crisis nerviosas. Por otra parte, debido a esta misma propiedad sirve para reducir los niveles de ansiedad. También son muy útiles para tratar trastornos del sueño, como el insomnio.
Las flores del naranjo tienen propiedades antiespasmódicas, por lo cual son muy interesantes para tratar cólicos estomacales y la presencia de diarreas, tanto en niños como en adultos. El naranjo tiene propiedades carminativas, estas se concentran en las flores de este árbol. Esta propiedad es útil para el tratamiento del meteorismo y la flatulencia, ya que favorece la eliminación de gases acumulados en el tubo digestivo.

Avena
Contiene minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro. Se emplea en el tratamiento nervioso y en el insomnio. Así mismo, contiene un alcaloide no tóxico, la avenina, de efecto sedante para el sistema nervioso. Adicionalmente, investigaciones biológicas recientes permiten identificar que la avenina es muy favorable para el crecimiento en los niños. Brinda energía a deportistas, estudiantes o personas cuyas actividades tiendan a cansarlos mental o físicamente. Por su contenido de almidón (en el organismo libera glucosa, principal combustible de nuestro sistema nervioso), ácidos grasos esenciales (linoleico), lecitina, fósforo, vitamina B1 o tiamina y avenina, esta última sustancia de acción sedante. Posee un efecto tonificante y equilibrante del sistema nervioso, por lo que su consumo es adecuado en caso de: nerviosismo, fatiga o astenia, insomnio y situaciones de estrés.



Volver al Producto